Saltar al contenido

Haciendo turismo en Berlín

septiembre 25, 2016

Berlín es uno de los dieciseis estados federados alemanes y capital de la República Federal de Alemania. Es la ciudad más poblada del país y la quinta aglomeración urbana en la Unión Europea. Está localizada al noreste de Alemania, a solo 70 km de la frontera con Polonia y es políticamente hablando una de las ciudades más influyentes de la mísma.

Berlín es una gran capital europea ideal para pasar las vacaciones en familia. La capital alemana ofrece una gran oferta para colmar las necesidades y los deseos de los pequeños de la casa: programas especiales en cines, teatros, museos, paseos inolvidables a pie o en barco… ¿Se te ocurre mejor manera de mantener entretenidos a los pequeños?

Si lo que deseas es compartir una experiencia cultural y divertida junto a tus hijos, tendrás que llevarlos a alguno de los 170 museos específicamente pensados para ellos: por ejemplo, el Museo de Tecnología, donde hay un gran aeroplano real y 14 salas con motores, locomotoras, aviones, barcos, etc; otra opción es llevarles al Museo Natural que, entre otras cosas, tiene una sala dedicada a los dinosaurios.

Después de tanto aprendizaje, ¿por qué no adentrarse en el mundo de los seres vivos?

El AquaDom es el acuario más grande del mundo. Allí tus hijos podrán conocer los fondos marinos locales y avistar algún que otro tiburón. Luego sería perfecta una visita al Zoo berlinés, el más grande de Alemania y el que más especies tiene.

Para los días de lluvia ofrecemos dos opciones divertidísimas: para empezar, un cine en formato 3-D hará las delicias de los pequeños. Luego podéis acercaros al parque temático cubierto Legoland. Se trata de un parque construido con 1,5 millones de piezas de lego, donde los niños podrán montar en kart confeccionados por ellos mismos o disfrutar de una miniatura de la ciudad de Berlín hecha de Lego. Tanto el cine, como Legoland se encuentra en la Potsdamer Plazt.

Después de tantas horas en pie, los “peques” querrán descansar un rato… Así pues, ¡todos a bordo! Un paseo en barco es la mejor opción para conocer Berlín sentado cómodamente.

No podéis perderos el famoso parque Tiergarden, el más grande de toda ciudad y uno de sus pulmones. Allí tus hijos podrán correr y jugar libremente, mientras tú descansas, exploras sus más de 600 acres o tomas un delicioso café.

No dejes de conocer sus bellísimos parques, extensos bosques, un laberinto de ríos y numerosos lagos, todo ello en Berlin y en sus alrededores. Tómese tiempo para disfrutar del encanto especial del suroeste de Berlin con su paisaje de castillos y parques, así como para recorrer a pie o en bicicleta el palacio de Sanssouci en Potsdam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *